Está aquí: HomeNuestros BlogsHª de la FilosofíaNuestro mundo, el más... ¿perfecto?

Nuestro mundo, el más... ¿perfecto?

Publicado en Hª de la Filosofía
Escrito por  12 Mayo 2014 ¡Escribe el primer comentario!
Valora este artículo
(1 Voto)

Si le preguntásemos a Leibniz lo que opina sobre esa afirmación nos diría un sí. Mejor dicho, nos diría que no es un mundo totalmente perfecto, sino que es el mejor de los mundos posibles. Para él, el mundo fue una creación de Dios, un ser perfecto y que por esto mismo su creación no podría ser menos. Pero la pregunta es: ¿Es de verdad este mundo un lugar perfecto?

En mi opinión, a Dios se le fueron un poco los cálculos, tenía prisa o estaba pensando en otros asuntos a la hora de planificar este mundo. Éste en el que debería imperar la justicia, la bondad y esos valores morales, los cuales se supone que deberíamos tener todos debidamente asimilados en nuestra cabeza y que si miramos a nuestro alrededor vemos que no es así. Pero todo esto tiene una explicación, o al menos, una posible explicación por parte de Leibniz, y es que en este mundo de perfección, podemos hacer todo lo que nosotros queramos, y ahora estaréis pensando "¿cómo que podemos hacer lo que queramos? Ahora por ejemplo, yo podría estar robando un banco y haciéndome rico y no me lo permiten" y yo te preguntaré: ¿De verdad no te lo permiten o eres tú el que temes el resultado de ello? Tú tienes libre albedrío para hacer todo aquello que consideres oportuno, lo que pasa es que cada acción conlleva sus consecuencias, a veces positivas y a veces negativas, y precisamente por estas últimas es por lo que tú de verdad no te pones pistola en mano a intentar robar un banco, es el miedo, no es la libertad.

Y aún así, teniendo en mente esas consecuencias negativas, ¿creéis que la gente se corta mucho a la hora de hacer todo este tipo de acciones? Creo que no hace falta deciros lo que de verdad pienso porque seguro que es lo que estamos pensando todos. Vivimos en un mundo en el que la libertad conlleva consecuencias muy negativas, y no solo para el que realiza la acción, que bien merecido lo tiene (y esa es otra, que hay veces que estas consecuencias no le llegan al que le tiene que llegar y lo acabamos pagando todos con indignación y resabio hacia este tipo de gente... Bueno, gente no, gentuza), sino que la acabamos recibiendo todos de una manera indirecta. Por ejemplo, ¿que alguien decide robar en una tienda? Pierde el dueño (obviamente), pierde el dependiente que en ocasiones ya no supera ese momento en el que un desalmado tiene las narices de apuntarle con una pistola a cambio de lo que él ha trabajado... Y aunque no lo creas, en mi opinión, pierden también los clientes, y no solo los que pudieran presenciar esto, sino los que día a día frecuentan esa tienda y que de un día para otro pasan a ser vigilados por miedo a que suceda otra vez lo mismo. Y esto es así, ni tú ni yo podemos cambiarlo, al menos por separado.

Aún así, si nos olvidamos de ladrones, estafadores, corruptos, asesinos (no solo de personas sino también de animales amparándose en la supuesta tradición y cultura), racistas... Si nos olvidamos de todo eso y de muchas cosas que seguro se nos ocurren y nos quedamos con los treinta y cinco españoles (de los cuales ninguno, obviamente, es político) que nos quedan, el mundo, o por lo menos, España, no es un sitio tan malo después de todo. Pueblos con encanto, paisajes bonitos, playas, ríos, mares, animales, naturaleza... El paraíso al alcance de todos y que muy pocos tienen en cuenta. Chicos, aprovechad toda esta experiencia en el mundo perfecto del cual nos habla Leibniz, cuando os vayáis de él, os aseguro que lo echaréis de menos y recordaréis todo lo bueno que este os brindó, y no solo hablo en general, os hablo más concretamente de ese lugar amado y odiado a partes iguales que es el instituto, creedme, os habla una alumna de bachiller a punto de dejar esta etapa atrás que tantas alegrías le ha dado y que sin duda, se va a quedar solo con eso, con todos y cada uno de los momentos buenos.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Deja un comentario

Redes sociales

Twitter

Ya os he dicho que estamos en obras… seguimos abiertos, pero se avecinan cambios. https://t.co/ebmT6b92eO
Philosophy is coming. Cucuvaya. https://t.co/HGDseGc3cC

Sobre Cucuvaya

¿Qué es Cucuvaya?

Literalmente sería la transcripción al castellano de la palabra griega κουκουβάγια que significa lechuza o mochuelo. La lechuza es el animal que acompaña a la diosa Atenea, protectora de Atenas y símbolo de la sabiduría.