Está aquí: HomeNuestros BlogsAntiguos Alumnos¿Ciencias o letras?

¿Ciencias o letras? Destacado

Publicado en Antiguos alumnos
Escrito por  18 Diciembre 2014 ¡Escribe el primer comentario!
Valora este artículo
(1 Voto)

Después de que los enunciados se escriban a negro y las soluciones a azul, después de usar pauta, doble pauta o incluso cuadrícula francesa, después de que un tal Rubio me diga cómo tengo que escribir…

Pretenderán que sepa elegir…

Tras años de adiestramiento me muestran un camino hacia la “libertad”. Un camino hacia lo que yo quiera ser, con materias obligatorias, contenidos programados, calendarios a seguir, mínimos… Conclusión, mi instrucción no ha terminado.

Llegados a este punto me planteo qué quieren hacer de mí.

Me han preparado para el colegio, para el instituto, para el bachillerato, me prepararán para la universidad y allí para el trabajo. ¿Y luego qué?

¿Quién seré cuando nadie me diga lo que soy?

¿Qué voy a ser si no se me ha preparado para vivir ni para amar mi vida?

Soy “educada” por el miedo y la competitividad; por un sistema industrial que clasifica por edades rechazando intereses y capacidades; donde no queda espacio para la observación ni la curiosidad y cuyo único fin es la fabricación de sujetos productivos, leales. Fabricados en cadena, dejamos de ser personas para con convertirnos en números y estadísticas.

Como buenos súbditos hemos llegado a dejar de disfrutar al aprender y crecer. Nos han obligado a olvidar nuestras preguntas y a reprimir nuestras emociones; dejando atrás la sensibilidad hacia la vida que teníamos de niños. 

Desde que surgiera la educación obligatoria allá por el Despotismo Ilustrado, el modelo viene siendo el mismo. Los niños siguen encerrados en las aulas donde se les impone el aprendizaje de temas totalmente absurdos. Los alumnos odian ir a clase por el simple hecho de que lo que allí pueden "aprender" no les interesa; nuestro cerebro está programado para conocer, pero únicamente se ilustra cuando se conoce disfrutando, es la base de la lúdica.

Existen alternativas.

Si echamos la vista atrás, al surgimiento del "amor por la sabiduría" en la Antigua Grecia, veremos que las primeras Escuelas proponían una enseñanza totalmente opuesta a la actual; el aprendizaje se basaba en la observación y la reflexión del mundo. ¿Por qué no trasladar este sistema a nuestra época?

Lo que nos rodea puede ser la mejor fuente de conocimiento, descubrir, percibir, sentir. Nuestra parte más humana nos recordará que somos animales, y que al igual que cualquier cría, los niños pueden empezar a conocer el mundo por su propio pie. Que el profesor deje de ser un dictador para pasar a ser quien motive y guíe al alumno a aprender por sí mismo. Cada cual a su ritmo y a sus preferencias.

Dejar de producir robots, para que se empiecen a formar personas con auténtica calidad de vida. No es tarea tan difícil.

Deja un comentario

Redes sociales

Twitter

RT @lacrimaererum86: –Tengo una idea superdemocrática. –¿Cuál? –Hagamos tribunales democráticos. Que vote la gente. –¡Qué buena idea! [Al…
Folleto medicinal. 1) Cerrado 2) Abierto. NOTA: la mesa mide 1,40 m https://t.co/OrvTZl1IOQ

Sobre Cucuvaya

¿Qué es Cucuvaya?

Literalmente sería la transcripción al castellano de la palabra griega κουκουβάγια que significa lechuza o mochuelo. La lechuza es el animal que acompaña a la diosa Atenea, protectora de Atenas y símbolo de la sabiduría.