Está aquí: HomeNuestros BlogsFilosofía"Dios primero creó al hombre, luego tuvo una idea mejor"

"Dios primero creó al hombre, luego tuvo una idea mejor" Destacado

Publicado en Filosofía
Escrito por  14 Marzo 2015 ¡Escribe el primer comentario!
Valora este artículo
(0 votos)

“¿Sabéis lo que pasa?

El fantasma Antón

es amo de casa,

¡trabaja un montón!

Limpia, barre, frota,

friega y saca brillo.

No queda una mota

en todo el castillo.”

¿Querrá decir algo que sea un fantasma?

No entiendo esa manía de los mayores de empezar la casa por el tejado, ¿cómo es que aún no se han dado cuenta que la mentalidad que hay tratar de cambiar no es la de los adultos, sino la de los más pequeños? Siempre he oído decir que los niños son el futuro.

En el presente lo que está de moda son los ”smell selfies”, o eso, al menos, es lo que han dicho el otro día en rockfm, soy una oyente asidua de esta emisora que algunas veces deja los clásicos a un lado e introduce temas de actualidad. Cuentan que a padres de todo el mundo les ha dado por colgar fotos en la red cambiando el pañal de sus bebés. Esto en principio sería una buena noticia, la igualdad está llegando. Pero la sociedad continua poniendo trabas: esas fotos nunca podrán ser hechas en un centro comercial porque los cambiadores están siempre en el baño de las chicas. Son pequeños detalles que siguen alejándonos de nuestro objetivo. Un objetivo que llevamos persiguiendo desde los albores de la civilización. Ya Platón reconocía “una misma naturaleza para el hombre y la mujer,  debido a esta igualdad en su naturaleza para él es lógico que tuviesen las mismas oportunidades a través de una educación igualitaria”; sin embargo, Aristóteles entendía a la mujer como un mero ser reproductor, mientras que la figura masculina desempeñaba un papel más importante. Estas disparidades de criterio han venido dándose a lo largo de toda la historia, y dependiendo de las culturas la mujer ha tenido un papel diferente. En la sociedad occidental fue necesario que llegara la revolución francesa para que las mujeres tomaran conciencia de que la igualdad de clases no incluía la igualdad de género. También, a mediados del s.XIX el movimiento obrero vino acompañado de la lucha por el sufragio femenino, y la llegada de la mujer a las fábricas fue la gota que colmó el vaso para concienciarnos de la necesidad de la lucha. Seguro que ellas pensaron como Sam Sagaz Gamyi: “Incluso la oscuridad se acaba para dar paso a un nuevo día, y cuando el sol brilla, brilla más radiante aún, esas son las historias que llenan el corazón… Los protagonistas de esas historias se rendirían si quisieran pero no lo hacen, siguen adelante, porque todos luchan por algo.”

Nosotros aquí, y en este momento, tenemos que seguir la estela de esas pioneras y luchar por los pequeños detalles, que son los que están a nuestro alcance, y pienso que una de las maneras sería buscar los comportamientos machistas escondidos en nuestra sociedad.

Las mujeres quieren que sus parejas o sus padres colaboren, pero olvidan que cuando sus hijos son pequeños las películas que una y otra vez les ponen encierran estereotipos femeninos que en nada ayudan a conseguir ese propósito. Debo decir que soy una fan de Disney, pero entiendo que determinadas historias si son vistas sin espíritu crítico pueden conducir a las niñas y a los niños a creer que ciertos roles que muestran son los adecuados.

¿Por qué en una casa donde conviven una mujer y siete hombres ha de ser ella la que lleve a cabo todas las tareas? ¿Por qué una chica solo puede dejar atrás una vida desafortunada gracias al amor de un hombre? ¿Por qué una joven ha de travestirse para poder llevar a cabo sus sueños?... Blancanieves, La Cenicienta o Mulán solo son algunos ejemplos.

Hay, sin embargo, otras muchas películas y series para adultos que van por el buen camino.

Hermiones Granger es sin ninguna duda el personaje más inteligente de toda la saga, la valentía y el arrojo son la seña de identidad de Uma Thurman en Kill Bill y Arya Stark en Juego de Tronos, características estas asociadas al universo masculino.

Las mujeres somos igual de capaces que los hombres, la ciencia y las estadísticas lo demuestran. Diariamente los periódicos se hacen eco de que las mejores notas en la secundaria y en la universidad corresponden a las mujeres, que nuestros resultados son mejores en prácticamente todas las asignaturas. ¿Por qué, siendo así, los mejores trabajos y los mejores salarios corresponden a los hombres?

En una sociedad en crisis como la actual esto se agrava aún más.

Decíamos al principio que el futuro está en los niños, pero en la actualidad afortunada o desafortunadamente son los abuelos los que pasan más tiempo con ellos y en los que recae en muchas ocasiones el peso de su educación. Supongo que todas las abuelas son más o menos parecidas y si esto es así estoy casi segura de que pedirán cosas diferentes a sus nietas y a sus nietos, seguro que pocas de ellas conocen la poesía de Antón, y de conocerla seguro que piensan que el fantasma debería llamarse Antonia. Contra eso tenemos que luchar.

Ana

Deja un comentario

Redes sociales

Twitter

Ya os he dicho que estamos en obras… seguimos abiertos, pero se avecinan cambios. https://t.co/ebmT6b92eO
Philosophy is coming. Cucuvaya. https://t.co/HGDseGc3cC

Sobre Cucuvaya

¿Qué es Cucuvaya?

Literalmente sería la transcripción al castellano de la palabra griega κουκουβάγια que significa lechuza o mochuelo. La lechuza es el animal que acompaña a la diosa Atenea, protectora de Atenas y símbolo de la sabiduría.