Está aquí: HomeNuestros BlogsHª de la FilosofíaLa medicina

La medicina

Publicado en Hª de la Filosofía
Escrito por  02 Noviembre 2015 ¡Escribe el primer comentario!
Valora este artículo
(0 votos)

El otro día vi un programa donde se presentaban dos puntos de vista diferentes sobre las vacunas. Por un lado, había una opinión de las personas que estaban de acuerdo en que vacunarse era una acción que deberíamos hacer para no sufrir ciertas enfermedades que nuestro organismo no podría superar con ningún tipo de medicamento, y en cambio, también había personas que pensaban que no por vacunarnos estaríamos 100%  “a salvo” de esas enfermedades. Mucha de esta gente optaba más por la vida en el campo y en muchas ocasiones desconfiaban de la medicina, de los medicamentos convencionales. Estas personas, además, en muchas ocasiones no vacunaban a sus hijos.

Bueno, si buscamos una definición de vacuna nos aparecen varias acepciones, pero referido a este tema encontramos:

“Sustancia compuesta por una suspensión de microorganismos atenuados o muertos que se introduce en el organismo para prevenir y tratar determinadas enfermedades infecciosas; estimula la formación de anticuerpos con lo que se consigue una inmunización contra estas enfermedades.”

Es decir, nuestro cuerpo al ver que en él se introducen microorganismos que pueden provocar daños, crea anticuerpos (otro tipo de microorganismos que combatirán contra estos) y así, si en algún momento nuestro organismo sufre esta enfermedad le será más fácil combatirla.

Visto de esta manera podemos estar todos de acuerdo que una vacuna es algo beneficioso para nosotros, pero creo que a la hora de poner esa vacuna también te puede afectar de forma negativa. En casos extremos puede producir hasta la muerte, pero eso solo constituye un mínimo porcentaje en nuestra población. Todos los medicamentos tienen efectos adversos y las vacunas, como ya hemos dicho, que son microorganismos de una enfermedad que puede atacar a nuestro organismo y que en algunas excepciones, en ese pequeño porcentaje, puede afectar de forma negativa a nuestro cuerpo. Las causas de que nos pueda afectar de esta manera es que estemos bajos de defensas por cualquier motivo y entonces no poder combatir los microorganismos de esta vacuna.

De otro modo, también nos exponemos, en el caso de no inyectarnos la vacuna, de poder sufrir la enfermedad por primera vez, es decir, nuestro cuerpo nunca la ha padecido, y por tanto, le será más difícil combatirla. Este podría ser un argumento que nos puedan dar médicos, farmacias, aquellos que nos “venden su producto”, y hablo de producto porque las empresas farmacéuticas su negocio está basado en los medicamentos, si no existieran estas empresas tampoco existirían. Por eso opino que deberíamos cuestionarnos, antes de tomar un medicamento o ponernos una vacuna, si en realidad será necesaria o debemos pasar sin ello.

Tratando también el tema de los medicamentos en muchos casos se abusa de ellos. Se toman de forma innecesaria y eso puede traernos graves consecuencias, desde que le pueda sentar mal a nuestro organismo, hasta que nos suponga una dependencia de él o incluso nuestro cuerpo se acostumbre a ese tipo de medicina y le puede dejar de hacer efecto a la hora de combatir esos microorganismos que están haciendo daño a nuestro cuerpo.

En conclusión, creo que deberíamos informarnos antes de tomar cualquier tipo de medicamento, sopesar las consecuencias que nos puede traer y decidir si debemos tomarlo o no. Preguntarnos si ¿Merece la pena enfrentarnos a los efectos que pueda producir una vacuna, pastilla, etc. o es mejor pasar sin ello y poder sufrir más adelante consecuencias más graves ¿o no?

Deja un comentario

Redes sociales

Twitter

@agus98117 Por cierto, había ido al médico. Hay que madrugar más 😆
@agus98117 Revisando, he visto que tienes tres materias. Solo necesitas matricularte de esas tres. A las demás pued… https://t.co/yfalk2qfV7

Sobre Cucuvaya

¿Qué es Cucuvaya?

Literalmente sería la transcripción al castellano de la palabra griega κουκουβάγια que significa lechuza o mochuelo. La lechuza es el animal que acompaña a la diosa Atenea, protectora de Atenas y símbolo de la sabiduría.