Está aquí: HomeNuestros BlogsAntiguos AlumnosSomníferos de palabras

Somníferos de palabras

Publicado en Antiguos alumnos
Escrito por  02 Marzo 2016 ¡Escribe el primer comentario!
Valora este artículo
(0 votos)

He vuelto para quejarme, porque en los pequeños momentos en los que segundo de bachillerato no tiene acorralada mi alma contra una enorme pila de apuntes por estudiar, me da por pensar, y posiblemente la misma pregunta que me hago yo ya se la haya hecho mucha gente antes de mí, seguramente todos aquellos que han tenido que enfrentarse a Luces de bohemia antes de un examen de PAU , o pasarse una divertida tarde con Los santos inocentes deberían haber enseñado a Delibes a poner comas y seguramente mucha gente después de mí se lo seguirá preguntando.

Entiendo, y comprendo, el afán tan terrible que sufren todos los profesores de Lengua para que sus alumnos lean, y digo yo que si ya en la secundaria mi yo de catorce años podría haber sacado una enorme lista de libros bastante buenos, que posiblemente hubiesen gustado a mis compañeros de curso, y que puede que hiciesen que les picase la curiosidad para ponerse una tarde lluviosa y fría con un libro a disfrutar de la lectura, y a ver qué pasaba, en lugar de tener que tragarse unos imposibles y aburridos libros que no había por dónde coger para que te apeteciese seguir leyendo, y lo digo yo, que me leo cualquier cosa, mi gran duda existencial comienza cuando te dan verdaderos somníferos en bachillerato, quiero decir, ¿habéis leído un libro sin comas?, porque he tenido que leer en alto y entonando para simular más o menos el lugar en el que se encontrarían, pero la historia no se queda ahí, ay, ojalá se quedase ahí...

Realmente me encantaría ir a hablar con el genio que decidió que no era suficiente leer este tipo de libros, que no es que sean muy divertidos, al menos entiendo que no queda otra que leerlos por su relevancia en la literatura, pero ¿estudiarlos?, ¿de verdad?. Vamos a ver si lo he entendido bien; durante toda la secundaria los profesores se matan (sin éxito) por conseguir que los alumnos lean, porque aunque no todo el mundo debe tener como afición leer, sí es verdad que no viene mal de vez en cuando darle un poco de uso a algún libro, pero realmente su tarea no ha llegado a ninguna parte porque aún entre los alumnos de diecisiete o dieciocho años leer cincuenta páginas en dos semanas hace que se escuchen resoplidos, quejas, y reproches, pretenden que además de que tengan asociado leer como una obligación, algo para subir nota, etc. también lo asocien a algo para estudiar, han convertido libros de lectura en un libro de texto más, lo cual impide el disfrute de cualquiera de ellos, y con ello básicamente han terminado con cualquier esbozo que se haya formado en esos ya no tan adolescentes alumnos, de poder disfrutar algún día de la lectura.

Y digo esto, porque posiblemente en unos veinte años lo único que haya leído desde segundo de bachillerato sean los libros de la universidad, el periódico, y el Whatsapp además de que si les preguntes por algún libro que recuerden haber leído, su respuesta no se diferencie mucho de : "pff, para hacer selectividad me hicieron leerme unos libros que eran un coñazo (hablando mal y pronto)". ¿Que qué quiero decir con esto?, hay clásicos que no son somníferos, hay libros muy importantes en la literatura para los que no necesitas dos litros de café para mantener la concentración, no queremos más Don Quijote en vena, y no queremos más Celestina hasta en la sopa.

Hay más mundo literario, hay más obras maestras (que no forman parte de esa literatura juvenil tan detestada por todo profesor de Lengua) que merecen la pena, y si de verdad el interés está en que los alumnos aprecien los libros, las historias que en ellos se cuentan, y que tras dejar sus años de estudiante atrás tengan la valentía de sentarse a leer porque simplemente les apetece, quizás hay que enseñarles con novelas que puedan disfrutar, y no con imposibles tomos que les hagan sentir tal aversión hacia la literatura que no quieran ni abrir el libro a pesar de no conocer aún su contenido.

 

Starlight

[Creo que existen los ángeles, aunque no tengan alas, quizás las tengan cosidas alrededor del alma.Y recuerda pequeña, segunda estrella a la derecha y todo recto hasta el amanecer.]

Deja un comentario

Redes sociales

Twitter

@agus98117 Por cierto, había ido al médico. Hay que madrugar más 😆
@agus98117 Revisando, he visto que tienes tres materias. Solo necesitas matricularte de esas tres. A las demás pued… https://t.co/yfalk2qfV7

Sobre Cucuvaya

¿Qué es Cucuvaya?

Literalmente sería la transcripción al castellano de la palabra griega κουκουβάγια que significa lechuza o mochuelo. La lechuza es el animal que acompaña a la diosa Atenea, protectora de Atenas y símbolo de la sabiduría.