Está aquí: HomeNuestros BlogsHª de la Filosofía

Umberto Eco en el libro Número Cero menciona que cuando te especializas en cosas concretas es cuando de cierta manera pierdes, y cuando tienes mucha información de todos los ámbitos es cuando realmente te puedes calificar como un triunfador.

Yo no estoy tan segura de que eso sea así , a veces, cuando te molestas en aprender cosas de algo muy determinado, es que realmente te interesa. Y cuando intentas tener un conocimiento general de todo, en realidad “no tienes ni idea de nada”(aunque no necesariamente debe de ser tan radical). Yo creo que lo que Umberto Eco denomina como ganadores son personas que lo dejan todo a medias.

El otro día vi un programa donde se presentaban dos puntos de vista diferentes sobre las vacunas. Por un lado, había una opinión de las personas que estaban de acuerdo en que vacunarse era una acción que deberíamos hacer para no sufrir ciertas enfermedades que nuestro organismo no podría superar con ningún tipo de medicamento, y en cambio, también había personas que pensaban que no por vacunarnos estaríamos 100%  “a salvo” de esas enfermedades. Mucha de esta gente optaba más por la vida en el campo y en muchas ocasiones desconfiaban de la medicina, de los medicamentos convencionales. Estas personas, además, en muchas ocasiones no vacunaban a sus hijos.

¿En qué se parecen? Puede haber multitud de respuestas: biológica, son seres vivos; lingüística, son sustantivos; matemática, el número de letras de sus palabras; genética, su composición... pero realmente hay una que no puede ser negada por nadie: la lógica, su capacidad de almacenamiento.

Es cierto que dicha respuesta puede resultar ambigua ya que la lógica y el almacenamiento no tienen mucho que ver. No podemos negar que la lógica nos lleva al conocimiento. Un conocimiento que, queramos o no, será guardado, archivado e incluso grabado en nuestra memoria. ¿Cómo llegamos a dicho conocimiento? A través de los desarrollos lógicos de nuestro cerebro, encargado de unir hilos y atar cabos para, finalmente, tener una conclusión únicamente válida para nosotros mismos, perceptores de los factores externos e internos que nos hacen desarrollar nuestros pensamientos. Paracerá chino, pero es así. Cada individuo es libre. Cada individuo es un ser único. Cada individuo, como la propia palabra dice, es INDIVIDUAL. Podemos formar parte de un grupo, al cual pertenecemos por coincidencia de percepciones, pero no de conocimientos porque cada uno es influido por diversas fuentes. Luchamos contra viento y marea por un mismo fin, del cual cada uno tiene su propia idea.

Esa es la filosofía del cactus y el dromedario. Almacenan agua para sobrevivir. Nosotros almacenamos conocimientos, ideas, percepciones... para así luego poderlas desarrollar y obtener nuestras propias conclusiones que nos diferencian de los demás. ¿Para qué diferenciarnos? y la pregunta debería ser... ¿por qué parecernos? Todos partimos de un mismo inicio, ya que hay unas percepciones comunes a todos de manera libre. Esto es el espacio y el tiempo. ¿Por qué? Cada individuo vive su momento en un lugar y tiempo determinados al igual que el resto. Tiempo y espacio son comunes a todos. El problema viene con lo que percibimos en ese momento. Desde la perspectiva de cada uno puede ser totalmente diferente. Esto es lo que veíamos en el temario con el dilema de los colores. Vemos una mesa. Marrón. ¿Común a todos? No. Cada uno la ve desde su perspectiva en un lugar y tiempo común pero no percibiendo el mismo color ni tamaño de la mesa.

Realmente, al ser humano lo único que nos termina quedando son recuerdos. Recuerdos de cosas que, posiblemente, solo fueron vividas una vez en nuestra vida y que jamás volveremos a repetir. Recuerdos como el que, por ejemplo, cada alumno de segundo de bachillerato del Instituto Selgas se llevará al final de este último año. Recuerdos buenos y malos, mejores y peores, pero que siempre llevaremos ahí guardados y que, al vivir una situación parecida, reviviremos felices ya que las únicas memorias que retenemos son las buenas, al igual que los dromedarios y los cactus. Se quedan con lo que realmente les interesa, el agua para poder seguir adelante.

El agua es la fuente de vida de todo ser vivo. La fuente de vida del humano es la memoria que esperemos no nos falle una mala pasada y dentro de unos años poder seguir reflexionando sobre los dilemas futuros que almacenaremos dentro de nuestra memoria.

Altos, bajos, gordos, delgados, rubios, morenos, pelirrojos, blancos, negros, de ojos azules, verdes o marrones. Siempre han existido estereotipos de la llamada "belleza ideal" hasta el punto de que si no encajas físicamente con el supuesto modelo de belleza ya eres feo o, si no te gusta ese tipo de personas, eres raro. Ahora vamos a ver ¿es que a todos nos gusta la misma música, la misma ropa o el mismo equipo de fútbol?... NO. ¿Y por qué nos tiene que parecer que una persona sea guapa porque a los demás les parezca su mujer u hombre ideal? Puede haber personas a las que les gusten las chicas gordas, pelirrojas y de ojos azules y chicos negros, de ojos verdes y pelo negro, ¿como eso no encaja en el modelo de belleza actual ya significa que sean raros o estén ciegos? NO. Es verdad que siempre han existido estereotipos de belleza, pero puede que no nos demos cuenta del daño que realmente causan.

Si le preguntásemos a Leibniz lo que opina sobre esa afirmación nos diría un sí. Mejor dicho, nos diría que no es un mundo totalmente perfecto, sino que es el mejor de los mundos posibles. Para él, el mundo fue una creación de Dios, un ser perfecto y que por esto mismo su creación no podría ser menos. Pero la pregunta es: ¿Es de verdad este mundo un lugar perfecto?

Un día estando en clase de filosofía, mientras nos explicaban la teoria de los pitagóricos, una de mis amigas a la que nunca le agradaron las matemáticas, se puso a hablar conmigo de cómo era posible que solo fueran reales las matemáticas si somos nosotros los que las hemos creado y dado un uso; y a partir de ahí salió el debate de si las personas que empleaban las matemáticas serían al igual que ellas reales o no. Y si fueran reales eso quedría decir que los que no las utilizan entonces no son reales. Fue a partir de ahí que decidimos entre ambas intentar analizar  la teoría de los pitagóricos (la verdad no sé en qué estaríamos pensando para empezar a hablar sobre esto). Pero bueno, entonces después de explicar de dónde me vino la idea de reflexionar sobre los pitagóricos creo que irá siendo ahora de empezar a analizarlos.

El tiempo es aquello que permite medir la vida ya que necesitamos unos horarios para comer, dormir, trabajar o estudiar; en general para todo. También nos ayuda a saber cuándo envejecemos y muchas veces para recordarnos que mientras él pasa a toda leche nosotros estamos desperdiciando la única vida que tenemos con cosas absurdas. En conclusión, tiene cosas buenas y malas, pero lo extraño es cómo ya desde el comienzo de la humanidad hemos sentido la necesidad de medirlo, los mayas por ejemplo construyeron relojes de sol para saber qué hora del día era y la pregunta es ¿por qué?.

En 1762, Rousseau escribió El Contrato Social, libro cuyo tema principal es la libertad y la igualdad de los hombres. Bien es cierto que la obra es antigua, pero guarda gran similitud con la situación actual de la sociedad. Rousseau realiza una reflexión sobre el dilema de la libertad del hombre. Defiende que éste nace libre, pero que en el momento que surge la sociedad, ésta se convierte en la causa de la pérdida de libertad; nacemos libres pero, al mismo tiempo, atados a cadenas.

Y en la sociedad actual, una de esas cadenas son las nuevas tecnologías. El desarrollo tecnológico que hemos experimentado en los últimos tiempos ha influido negativamente en todos los ámbitos de la vida de las personas: económico, político, en los patrones de consumo, y hasta en la vida íntima y la reproducción.

Se entiende por desigualdad social a la inequidad en mayor o menor proporción de los grupos humanos no solo a nivel económico sino también a nivel de reconocimiento y de trato. Este concepto que diferencia a las personas da lugar a que se originen las clases sociales. Distinguiendo a unas personas de otras por distintos motivos y en su mayor parte por su situación económica. La crisis aplicada a un contexto económico es una situación en la que se crean cambios negativos, principalmente en el PIB y en el empleo. En consecuencia a esa reducción en el empleo, aumentan las personas paradas que por tratarse de personas sin empleo tienen una menor capacidad adquisitiva y esto repercute en toda la sociedad ya que desciende el consumo. Los estados buscan soluciones a esta situación y algunas de las decisiones que toman habitualmente es recortar en algunos aspectos para tener menos gastos u otra alternativa es la subida de impuestos, esta subida de impuestos afecta principalmente a la clases medias ya que es la mayoría de la recaudación del estado. Al afectar estas decisiones a las clases medias, se genera que las clases medias salgan perjudicadas descendiendo su poder y acercándose más a las clases bajas. Puesto que las clases medias están más cerca de las clases bajas la diferencia social con las clases altas es mayor. Aumenta la desigualdad social. Las decisiones tomadas en época de crisis vienen marcadas por la ideología política. Dependiendo de las decisiones se agravarán más las desigualdades, pero en cualquier situación de crisis la desigualdad aumenta.

En éste artículo quiero hablaros de Bob Marley y su ideología, comentando frases suyas que me han llamado la atención y que se podrían aplicar al mundo contemporáneo y sus grandes problemas.

Robert Nesta Marley, más conocido como Bob Marley, nació el 6 de febrero de 1945, en Nine Mile, al norte de Jamaica, no podía imaginar que algún día llegaría a convertirse en uno de los grandes mitos musicales de este siglo. Murió en Miami el 11 de mayo de 1981 por el cáncer que sufría. fue un músico, guitarrista y compositor jamaicano. Durante su carrera musical fue el líder, compositor y guitarrista de los grupos Ska, Rocksteady, The Wailers, y Bob Marley & The Waylers. Entre sus mayores éxitos se encuentran "I Shot the Sheriff", "No Woman, No Cry", "Jamming" y "Redemption Song". Gran influencia tuvo en la forma de vida de Bob Marley la religión Rastafarí que es una mezcla de profecías bíblicas, nacionalismo negro y filosofía naturista. El nombre "Rastafarí" tiene su origen en Ras Tafari Makkonen que fue coronado emperador de Etiopía en el año 1930 y según una vieja profecía, conseguiría liberar a la raza negra del dominio blanco. Muchos jamaicanos que se declararon creyentes en la profecía decidieron elegirlo como el representante de su nueva religión y seguir sus ideales de vida.

Redes sociales

Twitter

Ya os he dicho que estamos en obras… seguimos abiertos, pero se avecinan cambios. https://t.co/ebmT6b92eO
Philosophy is coming. Cucuvaya. https://t.co/HGDseGc3cC

Sobre Cucuvaya

¿Qué es Cucuvaya?

Literalmente sería la transcripción al castellano de la palabra griega κουκουβάγια que significa lechuza o mochuelo. La lechuza es el animal que acompaña a la diosa Atenea, protectora de Atenas y símbolo de la sabiduría.