Está aquí: HomeNuestros BlogsDestacadosElementos filtrados por fecha: Enero 2016
Elementos filtrados por fecha: Enero 2016

La especie humana siempre ha sido curiosa por naturaleza, incluso el mismísimo Albert Einstein confesaba lo siguiente: "No tengo talentos especiales, pero sí soy profundamente curioso", de hecho esa inquietud por mucho tiempo dejo de lado esa faceta oscura de "la curiosidad mató al gato", para convertirse en una cualidad realmente extraordinaria. Hoy día la curiosidad ya no nos sirve necesariamente para sobrevivir como les sucedió a nuestros antepasados cuando descubrieron en fuego o las herramientas, sino que ha ido mucho más lejos y su misión nos ayuda a seguir creciendo, ha seguir evolucionando como especie. Nuestro mundo, toda nuestra vida y todo cuanto la rodea sin darnos cuenta, ha cambiado, ha sufrido una metamorfosis involuntaria y lo que antes era prácticamente imposible de hacer o conseguir, hoy veinte años después se ha convertido en algo realmente sencillo, hasta tal punto que, un niño de cinco años tendría ya no solo la posibilidad, sino también la capacidad de hacer sin dificultad a pesar de su prematura edad. La curiosidad, pero también la necesidad, es el motor que mueve al hombre a experimentar,a ir más allá de lo que tiene, a ser inconformista, a ser cada vez más complejo de lo que por sí ya es.

Ha comenzado un nuevo año, para otros muchos, una vida nueva, por esa frase que dice: "año nuevo vida nueva", pero en verdad toda esa ilusión, todos esos propósitos para el próximo año que juramos y perjuramos que llevaremos a cabo: "Este año dejaré de fumar", "este año iré al gimnasio para ponerme en forma" no dejan de ser, desde mi punto de vista, palabras bonitas, una utopía en toda regla.

Redes sociales

Twitter

@agus98117 Por cierto, había ido al médico. Hay que madrugar más 😆
@agus98117 Revisando, he visto que tienes tres materias. Solo necesitas matricularte de esas tres. A las demás pued… https://t.co/yfalk2qfV7

Sobre Cucuvaya

¿Qué es Cucuvaya?

Literalmente sería la transcripción al castellano de la palabra griega κουκουβάγια que significa lechuza o mochuelo. La lechuza es el animal que acompaña a la diosa Atenea, protectora de Atenas y símbolo de la sabiduría.