Filosofía

La esencia de la vida

El tiempo es la esencia de la vida y la vida no da muchas oportunidades.  Esa es la frase que me repetía quien más me quiere, pero a su vez, quien más me exige. Una frase que yo encajaba como una reprimenda a mis pequeños fracasos, a esas oportunidades perdidas que los ojos ciegos de la adolescencia no te dejan ver y que con sólo un pequeño esfuerzo diario se convertirían en grandes éxitos.

Sin embargo, yo las convertí en lo que él llamó, “los mismos errores que otros cometimos”.

Por una vez decidí subirme al tren en la parada que él me aconsejó, la parada que aconsejó su experiencia, no la mía,  y aprovechar la oportunidad. A pesar de conseguir el éxito y sentirme bien, pienso que he perdido el tren que circulaba por otra vía, el que hacía la parada de mi inexperiencia. No puedo saber a qué destino me llevaría este otro tren pero he decidido que, en esta ocasión, he llegado a mi destino. Me encuentro bien.

Sé que en mi vida se me presentarán muchas oportunidades, oportunidades que he de  valorar, oportunidades que he de decidir si las aprovecho o no. Espero que el consejo de su experiencia siempre esté ahí, y cuando no pueda estar, que la mía ya se haya convertido en buena consejera. Que esa esencia de la vida, que se llama “tiempo”, me haga coger en tren en la parada correcta, y que si me hace perder alguno,  me dé la oportunidad de coger el siguiente. Y, aunque no sea igual de bueno, que me acerque a conseguir mis sueño.

Si algo tengo claro, es que el tiempo, “la esencia de la vida”, pone cada cosa y a  cada uno en su sitio.

Foto: https://flic.kr/p/9jBHLA

 

Redactor del artículo
Sobre mi.
Otros artículos de este autor.

No estás autorizado a realizar un comentario. Accede a tu cuenta para comentar

© 2017 Solojoomla. Todos los derechos Reservados.Desarrollo & Diseño Solojoomla.COM

Search