Filosofía

Evolución tecnológica

La tecnología recoge la agrupación de saberes técnicos que favorece el diseño y la creación de bienes y servicios que hacen más fácil la asimilación a un nuevo medio ambiente y la satisfacción de las necesidades básicas.

Este ámbito de la ciencia ha experimentado numerosos cambios siempre para mejor, siempre hacia delante. Gracias a estos avances medicina, comunicación, comercio y otros muchos aspectos del mundo actual se ven beneficiados diariamente. Uno de los mayores logros para la ciencia tecnológica puede que haya sido la creación de Internet, hacia 1969 a manos de la (actual) "DARPA"- "Defense Advanced Research Projects Agency".

Hablando de la filosofía de la tecnología, a lo largo del siglo XIX numerosos filósofos (como Karl Marx) comenzaron a interesarse por los avances de esta espectacular técnica que facilita cantidad de facilidades, todas ellas imprescindibles, para la sociedad actual. Marx dijo que “la gran industria hizo nacer la modernísima tecnología”. En aquella época no había lugar para tales avances que se pensaba que iban a ser imposibles de comprender por la sociedad, aunque se trataba de silenciar cualquier acto que pudiese afectar a la mayor mejora de los aparatos electrónicos o al descubrimiento de otros.

Hay que admitir que la tecnología tiene muchos puntos positivos, aunque también los tiene negativos. Desde el punto de vista de la positividad, ha aportado grandes avances como la creación de ordenadores, la invención de internet, la mejora de curas medicinales que se han visto beneficiadas por la amplia investigación llevada a cabo para perfeccionar aparatos que detectasen enfermedades; el comercio ha aumentado a nivel internacional gracias a la mejora de los medios de comunicación; etc. Por otro lado, hay un “lado oscuro” sobre ella. El avance de los medios de comunicación ha hecho que las relaciones familiares, de amistad e, incluso, laborales se vean afectadas en un mal sentido. La comunicación directa (persona-persona) ya no es la que era, no nos conocemos tan en profundidad y, a veces, llega a haber malentendidos por fallos en la expresión. Dentro de esto podemos englobar al lenguaje. Skinner aportaba que el lenguaje es algo innato, es decir, que estos forman parte del ser humano desde antes de nacer. Pero, ¿qué pasará si la tecnología sigue avanzando? ¿Dejará el lenguaje de ser algo innato? ¿Afectará esto a futuras sociedades? La respuesta es SÍ. El avance de las tecnologías ha facilitado la comunicación, pero también ha hecho que conversaciones orales sean casi inexistentes porque probablemente prefiramos la comunicación escrita, una comunicación que también se ve afectada por la extremada cantidad de fallos léxicos y semánticos que cometemos al escribir.

La sociedad dejaría de ser eso, una simple sociedad, y pasaría a ser un conjunto de individuos que conviven juntos pero que no mantienen una relación más allá de la imprescindible y, con ellos, tarde o temprano terminaríamos volviendo a ser los seres irracionales y salvajes que éramos cuando Platón redactó “Protágoras”, donde acentuaba la falta de racionalidad en la distribución de facultades llevadas a cabo por Prometeo y Epimeteo, donde pudor y justicia no eran más que de los dioses y no de los seres humanos.

 

Redactor del artículo
Sobre mi.
Otros artículos de este autor.

No estás autorizado a realizar un comentario. Accede a tu cuenta para comentar

© 2017 Solojoomla. Todos los derechos Reservados.Desarrollo & Diseño Solojoomla.COM

Search