Filosofía

¿Es el ser humano un ser social?

¿Serímos capaces los seres humanos de sobrevivir en la actualidad si fuesemos apartados de la sociedad?¿Tendremos todavía los instintos que nos permitan conseguirlo?

La existencia de niños salvajes no es algo nuevo, ya que filósofos como Rousseau y Kant eran conscientes de ello. Pero, vayamos por partes, lo primero que tenemos que hacer es decir qué es un niño salvaje. Con este término se engloba a toda persona que ha vivido apartada de la sociedad durante un largo período de su infancia, tanto si apenas ha tenido contacto con los seres humanos durante años como si ha estado confinada. Y como ya he dicho anteriormente, esto no es nada nuevo porque en la literatura aparecen muchas referencias de niños que han sido criados por animales, tal es el caso de Enkidu, de la epopeya de Gilgamesh; de Rómulo y Remo, según el mito fundacional de la Antigua Roma; de Mowgli, personaje de El libro de la selva; y Tarzán. 

Existe poca documentación científica de los considerados niños salvajes. El caso más famoso y polémico fue el de Amala y Kamala, dos niñas que fueron criadas por una manada de lobos en un bosque en la India, y decimos que fue polémico porque posteriormente se probó que todo había sido un fraude para obtener fondos destinados a un orfanato y que ni siquiera eran hermanas. Centrándonos en nuestro país, también tenemos un niño salvaje. Se trata de Marcos Rodríguez Pantoja, quien vivió con una manada de lobos en Sierra Morena desde los siete hasta los diecinueve años. 

También encontramos algún caso de niños que han estado confinados, es decir, que son otros seres humanos los responsables de su aislamiento. Un ejemplo es el de Kazpar Hauser, un adolescente que apareció en Nuremberg mostrando una conducta extraña y un lenguaje muy limitado después de haber vivido recluido y sin apenas trato social desde su nacimiento. 

En este punto volvemos a hacernos la pregunta planteada inicialmente. ¿Podríamos los seres humanos sobrevivir actualmente si fuésemos apartados de la sociedad? La respuesta no está clara porque, aunque consideremos al ser humano bueno por naturaleza y con unos instintos que le permitan subsistir, lo cierto es que acarrearíamos unas secuelas tan grandes que quizás prefiriésemos habernos muerto antes de pasar por todo esto, ya que, cuanto más temprano se produzca el aislamiento y más tarde el hallazgo, más difícil será la integración de estas personas en la sociedad y más compleja y frustrante será su educación y, por consiguiente, su vida. 

 

Redactor del artículo
Autor: NEREA
Sobre mi.
Otros artículos de este autor.

No estás autorizado a realizar un comentario. Accede a tu cuenta para comentar

© 2017 Solojoomla. Todos los derechos Reservados.Desarrollo & Diseño Solojoomla.COM

Search