Hª de la Filosofía

¿Tu media naranja?

Una expresión amorosa, como es la de "la media naranja" tiene su origen en el mito que narra el poeta de comedias griego Aristófanes en "El Banquete", obra de Platón.

Según Aristófanes, en los comienzos, el ser humano alcanzaba casi la perfección. Los seres fuimos algún día, según Aristófanes, esféricos como naranjas; teníamos dos caras en una misma cabeza, pero éstas estaban opuestas. También cuatro brazos y cuatro piernas que se les servían y las usaban para desplazarse rodando. Estos seres podían ser de tres tipos diferentes: uno, formado por un hombre más otro hombre, otro de una mujer más otra mujer y un tercero, de un hombre más una mujer (andrógino).

Esta situación originó un enfrentamiento con los dioses por creerse semejantes a ellos, y porque los dioses, tenían envidia de estos seres. El dios Zeus castigó a estos seres de tal forma que los partió por la mitad con su rayo y mandó a Hermes que a cada uno le atara la carne en torno al ombligo. De esta forma, los seres andaban tristes buscando siempre a su otra mitad, y si conseguían encontrarse con ella, se enlazaban con sus brazos hasta dejarse morir de inanición.

Zeus, compadecido por los humanos, ordenó a Hermes que les diese la vuelta a las caras hacia el mismo lado donde tenían el sexo: de esta forma, si uno de estos seres encontrara a su otra mitad, de esa unión pudiesen obtener placer, y si además se trataba de un ser andrógino pudieran tener descendencia.

Desde entonces todos nos vemos condenados a buscar entre nuestros semejantes a nuestra media naranja, con la que unir nuestros brazos y que nos hagan más "completos". Sin embargo, Zeus amenazó con cortarnos de nuevo en dos mitades, para que así, caminemos dando saltos sobre una sola pierna, en el caso de que la raza humana no aprenda a respetar sus propios límites y a superar su peligrosa arrogancia.

Yo creo que todos tenemos una media naranja, una o varias, porque en el mundo vivimos millones de habitantes y sería muy difícil encontrar a esa persona entre todos los que somos. La media naranja no creo que tenga que ser una persona con tus mismos gustos, mismas cualidades y defectos. Se suele decir que los polos opuestos se atraen, y eso es una verdad como un templo, ya que las cualidades que tiene uno se complementan con las del otro y así llegan a ser felices. Uno de los elementos clave de las parejas es que se entiendan y se complementen. En la vida encontraremos muchas personas que creeremos que son la media naranja que encaja perfectamente con la nuestra pero no será así y habrá que seguir y seguir buscando. Hasta que el día menos pensado aparezca y será como si las demás personas que habías conocido antes no existieran, porque no tienen comparación con la que has encontrado. Creo que todas las personas tienen su media naranja porque "siempre hay un roto para cada descosido". Y no hay nada mejor que estar enamorado y sentir que la otra persona te corresponde, el amor.

photo credit: david buedo via photopin cc

 

Redactor del artículo
Author: Óscar
Sobre mi.
Otros artículos de este autor.

No estás autorizado a realizar un comentario. Accede a tu cuenta para comentar

© 2017 Solojoomla. Todos los derechos Reservados.Desarrollo & Diseño Solojoomla.COM

Search