Hª de la Filosofía

El señor de las moscas

El señor de las moscas es uno de los libros que tratan la naturaleza del ser humano de la forma más pesimista que cabe imaginarse. Es una obra escrita por William Golding en 1954.

Un avión con decenas de niños se estrella en una isla paradisiaca. Tras el accidente ningún adulto sobrevive, con lo que los niños han de buscarse la vida sin ayuda de ningún mayor sino mediante sus propios medios. Una de las cosas que más me gustó es la profunda y minuciosa reflexión social donde las buenas intenciones y las tensiones entre los niños, al principio, suaves y llevaderas se convierten en una lucha violenta y desgarradora entre dos bandos no muy bien diferenciados, con consecuencias que llegan a ser desgarradoras.

Los niños tienen edades comprendidas entre los 6 y los 12 años, tienen que buscarse su propio alimento, su refugio e intentar hacer una hoguera para ser vistos y así rescatados. Aquí empieza la verdadera batalla, ya que, como niños que son, tienen que empezar a asumir sus responsabilidades, a las cuales no les dan ninguna importancia, se escaquean de estas responsabilidades y empiezan los conflictos entre ellos. Los problemas empiezan porque los niños se sienten angustiados y sobre todo empiezan a tener miedo a todo y por todo.


Uno de los niños es asesinado por un compañero sin maldad ninguna. Ante la negativa de asumir la responsabilidad de este acto por parte de los niños, va creciendo entre ellos la violencia y la desazón.


Al final después de mucho batallar son rescatados por un adulto.


Esta historia es una parábola que refleja hasta dónde puede llegar la condición humana, desde ser un niño de corta edad que parte de una situación óptima en cuanto a educación, socialización, moralidad, normas de conducta....etc. para llegar a un grado de deshumanización total.


A lo largo de toda la novela hay dos temas principales: la civilización contra la barbarie y la pérdida de la inocencia infantil. Según la visión que muestra el libro, la raza humana está realmente podrida, incapaz de una convivencia normal entre los hombres. No podemos hablar de maldad, sino de algo que falta en el fondo de nosotros mismos. Por todo ello, pienso que la visión que nos da el autor de todas las personas, es negativa y preocupante. Posiblemente los humanos somos incapaces de mantener una convivencia normal, a día de hoy, pero creo que se debe a que los humanos hemos evolucionado en los últimos siglos a un ritmo demasiado acelerado.


En los últimos años hemos cambiado nuestro entorno social, pero no hemos tenido tiempo físico para adaptarnos realmente a este nuevo ambiente que nosotros mismos hemos creado. No nos ha dado tiempo ha evolucionar físicamente para poder vivir a gusto en el ambiente que hemos creado. Yo tengo la firme esperanza que en un futuro, quizá algo lejano, podamos crear un sistema de vida y gobierno que nos permita vivir realmente en libertad, igualdad y fraternidad, gracias a un uso coherente de la razón.

 

Redactor del artículo
Sobre mi.
Otros artículos de este autor.

No estás autorizado a realizar un comentario. Accede a tu cuenta para comentar

© 2017 Solojoomla. Todos los derechos Reservados.Desarrollo & Diseño Solojoomla.COM

Search