Hª de la Filosofía

No lo necesito. ¿Lo necesito? Lo necesito AHORA

Eso es lo que la publicidad nos hace, pasar de no tener una necesidad, a hacernos tenerla, es más, a hacernos creer que no podemos vivir sin el producto que nos ofrecen.

Eso es la publicidad, su fin es vender, convencernos de que tenemos una necesidad, la de lo que nos ofrecen, y de que cuando lo consigamos además de suplir esa necesidad seremos incluso más felices de lo que éramos antes.

La publicidad tiene un gran poder hoy en día, en algunas ocasiones la publicidad es más importante que el producto en sí, y dependiendo de cómo enfoque la publicidad ese producto tendrá mayores o menores ventas.

La publicidad hoy en día es de todo tipo, hay publicidades que nos dejan ver que cuando obtengamos el producto seremos más ricos, más glamurosos, más guapos y populares, este es un claro ejemplo de la publicidad en perfumería, supongo que todos hemos visto el anuncio de chasquear los dedos y que aparezca el coche, la chica, el diamante, el saco de dinero… ¡¡Y todo con usar una colonia!! Es decir, yo me compro la colonia y a mí la rubia se me despelota delante, aparece un descapotable, consigo un montón de dinero y soy feliz y glamuroso para siempre jamás.

{youtube}4-QFsbmYH9I{/youtube}

Otro tipo de publicidad es la de los coches, que suele ir más orientada a los hombres, esa incita a creer que con ese coche todas se darán la vuelta a mirarte, que de repente, al comprarte el nuevo BMW, Mercedes, Peugeot… aparecerás envuelto en un traje de marca, repeinado con gomina y que el mundo se echará a tus pies.

{youtube}b8UDCxzLfEA{/youtube}

A mí personalmente la publicidad que más gracia me suele hacer es la de compresas, sobre todo el anuncio del chico que no sabía cómo hablar con la chica que le gustaba porque le habían puesto aparato y su madre le da un consejo, ellos acaban riéndose felices y él se baja del coche a la fiesta que está celebrando su amor platónico, cargado de seguridad. Entonces  su madre echa una sonrisa a la cámara y suspira feliz, y aparece sobre un fondo rosa ‘Ausonia, muy segura, muy mujer’ … Es decir, si tienes problemas con tus hijos pégate una compresa en la frente y hazles un gesto extraño, que vas a ser una mujer segura de ti misma que triunfará en lo que se proponga.

{youtube}GADUUBtXTI0{/youtube}

La publicidad es engañosa, está claro, pero lo peor es que dejamos que nos cree necesidades que antes no teníamos, lo peor de la publicidad es que nos creemos lo que dice, y por eso es tan poderosa.

Antes de que la televisión en 3D existiese nadie tenía la necesidad de ver la tele en 3D, ahora que existe la publicidad nos hace creer que la única forma de disfrutar viendo la tele, la única forma de disfrutar de verdad es viéndola en 3D, antes de eso era el LED, LCD,HD, las pantallas lo más planas posible, los píxeles, la televisión en color, la televisión con sonido… La publicidad nos ha hecho creer una vez tras otra que necesitamos algo que en realidad no necesitamos para nada, y pongo este ejemplo como podría poner mil más.

Hoy en día la publicidad tiene tal poder, que es ella la que crea nuestras necesidades y no nosotros mismos, pero en realidad aunque no nos lo creamos, como defendía Diógenes, no necesitamos ni una de estas cosas para vivir.

 

Redactor del artículo
Autor: Montserrat
Sobre mi.
Otros artículos de este autor.

No estás autorizado a realizar un comentario. Accede a tu cuenta para comentar

© 2017 Solojoomla. Todos los derechos Reservados.Desarrollo & Diseño Solojoomla.COM

Search